Certificaciones alimentarias

Actualmente, todos los operadores del sector agroalimentario están regidos por las dos principales certificaciones internacionales en calidad y seguridad alimentaria, la BRC Food* y la IFS**. Por este motivo y gracias a la experiencia acumulada en este mercado, Angel Mir ha desarrollado puertas y equipamientos logísticos más especializados e incluso, específicos para ayudar con el cumplimiento de estas normativas. Es el caso de toda la gama de puertas rápidas; puertas flexibles enrollables o apilables para uso intensivo de rápida velocidad, puertas seccionales de panel sándwich; puertas robustas de gran resistencia y aislamiento, el sistema de carga y descarga Isoperfect Plus; conjunto de productos que ofrecen un sellado isotérmico perfecto en el muelle de carga, o los abrigos de muelle hinchables; que gracias a su sistema de acoplamiento proporcionan gran estanqueidad manteniendo la temperatura constante de la mercancía.

Mediante la elección más adecuada de estos productos, se cumplen las normativas vigentes, se evitan elevados costes económicos y se consigue un máximo ahorro energético. Consciente de ello, Angel Mir siempre ofrece asesoramiento y apoyo a sus clientes para realizar sus proyectos con los equipos más duraderos e idóneos para cada aplicación.


*La norma BRC Global Standard for Food Safety ha sido desarrollada en UK y es específica para ayudar a los distribuidores en el cumplimiento de la seguridad agroalimentaria y protección al consumidor. Con reconocimiento internacional, hoy en día está considerada un requisito obligatorio para operar en el sector alimentario. Su propósito es garantizar que los proveedores y distribuidores ofrecen un buen sistema de gestión de calidad y seguridad de los productos alimentarios mediante el control de requisitos de las condiciones ambientales de las instalaciones, de los productos, de los procesos, y del personal.

**La IFS – International Food Standard se ajusta a los requisitos internacionales (GFSI) y fue desarrollada por distribuidores alemanes, franceses e italianos con el objetivo de marcar a los proveedores unos requisitos de seguridad y control de calidad de sus productos alimentarios. La primera norma se publicó en 2003 y fue IFS Food, la cual afecta a las empresas de modificación o de envasado de alimentos. IFS Logística, fue la segunda norma en 2006, y se ocupa de que los proveedores garanticen la seguridad en la cadena de suministro en conjunto de todas las actividades logísticas en alimentos y productos no alimentarios, como son actividades de transporte, almacenamiento, distribución, carga y descarga, etc. La norma IFS Logística, acoge actividades logísticas donde las empresas tienen un contacto físico con los productos envasados y de productos a granel.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Política de cookies x